Mi confinamiento privilegiado

Mi confinamiento privilegiado
A pesar de sentir que el mundo estaba paralizado, de la falta de una mirada no virtual, de tener conciencia de la forma en que tantos seres humanos estaban en condiciones precarias, muriendo lejos y cerca (no sigo porque no se trata de deprimirnos).
Valga este escrito para agradecer a todos los que me han enseñado desde hace ya varios años que existe el Mundo Vegetal.
A ver y no solo mirar las plantas, incluso he aprendido a cuidarlas y he pasado muchas horas abonado, podando, quitándoles cualquier indicio de hoja seca, llegando inclusive a agobiarlas.
Ahora solo espero el próximo “Mercado de Intercambio de Plantas” y os sorprenderé, aunque esta vez prometo que solo quiero regalar y me he prohibido a mi misma aceptar ninguna porque ya no me caben.
Mil gracias,

Vicky Bonmatí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *